Dharte: Arte consciente

Certamen de Arte Consciente

DHARTE I (Dharma y Arte)

Un encuentro en el que la forma de mostrar la Verdad

cuenta con infinita variedad.

Diferentes formas de expresión, técnicas de creación,

que adornen el mundo llenándolo de belleza,

en canción, pintura, poesía,

volumen e imaginación.

Estamos buscando expresar un mensaje,

sacar la pura esencia del corazón,

 conectar con nuestro interior

y entregarlo en forma de regalo, para ayudar al ser humano.

La propuesta es poner en común, en un mismo lugar,

todo aquello que habla de esa verdad,

de esa bondad, de esa humanidad,

de una transformación en la mentalidad

Para conseguir o alcanzar la paz y la felicidad.

Hablar de lo universal para llegar a todos por igual.

Índice de contenido

PROYECTO DE INVESTIGACIÓN ARTÍSTICA “DHARTE”.

Etimología del nombre elegido.

Dharte, el nombre que hemos escogido para este proyecto, está compuesto de dos vocablos cuya profundidad y amplitud rebasa los límites de su definición lingüística. Este nombre expresa la esencia de la que nace el proyecto,  cuyo fin es crear la posibilidad de que el Dharma se exprese a través del arte. Y que el arte, como forma de expresión y entrega en beneficio de todos, se convierta en sí mismo en Dharma.

Dharma es la raíz de Dharte, una palabra sánscrita cuyo significado incluye distintas acepciones que muestran los numerosos matices de su naturaleza. Fundamentalmente, hace referencia al camino correcto, a los pasos que uno debe dar para lograr su meta de forma correcta, considerando que la meta final de todos los seres es la misma: el bienestar y la felicidad. Dharma expresa aquello que te lleva a conseguir tu propia felicidad y la de los demás.

Arte es el tronco de Dharte y apunta, no sólo a la actividad creadora del ser humano que da como resultado una obra, sino también al potencial que hay en cada uno de nosotros de expresar con genialidad y maestría.

De esa unión, surge el fruto, el nombre, que en nuestro idioma adopta el sonido “darte”. Darte a los demás como forma de entregar tus cualidades en su beneficio a través de la creatividad, la expresión, la comunicación…

            Dar, nunca mejor dicho, por Amor al Arte….

Idiosincrasia de “Dharte”: el Arte como Camino, Arte Consciente.    

Propósito: el Arte como Camino.

            En los proyectos de la Asociación Mahasandhi, la intención principal es crear caminos con herramientas efectivas para todo tipo de personas, mentes y disposiciones, que ayuden a generar conciencia y conocimiento sobre nosotros mismos y el mundo que nos rodea. Buscamos ir un poco más allá de nuestros sentidos, para descubrir cosas que existen ocultas a nuestra visión ordinaria.

            En este caso es el arte el que se convierte en camino. Aprender qué es la creatividad, dónde está la verdadera belleza, qué aspectos del ser humano están implicados en el proceso creativo. Conocer todos estos aspectos para manejarlos libremente y crear con consciencia de lo que ocurre, no solo en nuestro cuerpo, energía y mente, sino también en las personas que entran en contacto con esa creación, el entorno que rodea la obra, etc.

            La línea de trabajo que queremos abordar en Dharte se centra en investigar y desvelar la naturaleza y dinámicas que rigen la creatividad maestra en el área artística y las condiciones individuales y ambientales que la favorecen.

            De esta línea de trabajo surgen los objetivos del proyecto a largo plazo:

            1. Identificar etapas del proceso creativo, distintas vías y niveles en los que ocurre y condiciones externas e internas que lo propician en diferentes personas.

            2. Recopilar y/o desarrollar herramientas que contribuyan a generar esas condiciones, y a hacer conscientes todas las etapas.

            3. Crear un espacio que conste de escuela, estudio y taller, en los que transmitir esas herramientas y ayudar a ponerlas en práctica para desarrollar capacidades y potenciales artísticos personales en su grado más elevado.

Enfoque: el Arte Consciente

            Actualmente existe un movimiento, cada vez más numeroso, hacia la toma de conciencia de lo que es el ser humano y de cuál es su responsabilidad en esta vida y en este lugar. Nos sumamos a este movimiento y queremos fortalecerlo aportando nuestro granito de arena.

            Todas las personas necesitamos el arte. En cada uno de nosotros, más o menos despierto, hay un artista que piensa,  siente y  tiene la capacidad de  entregar a los demás desde su naturaleza más auténtica. Y es tarea de cada persona estar en contacto con esta parte, que puede elevar la calidad humana y cultural de sí misma y de la sociedad, que puede innovar, reinspirar y contribuir a restablecer valores inmutables (los valores del espíritu, de la sensibilidad, de la creatividad….).           

            El arte consciente ha existido desde las culturas más antiguas conocidas y consiste en el manejo de la manifestación artística de forma propicia para la evolución de los seres. Si en el proceso creativo hay en nosotros una conciencia despierta, una actitud de escucha positiva y respetuosa al mundo de lo intangible, se dará la expresión de mensajes que inspiren al verdadero desarrollo. En este sentido, el arte puede ser resultado de la consciencia lúcida y ser artista es una responsabilidad, hacia uno mismo y hacia el entorno.  Elegir o sentir el arte como profesión consciente, significa enfatizar esa responsabilidad, adquirir el firme compromiso de poner energía en estar el máximo tiempo posible en conexión con esa realidad interna despierta y encontrar, dejando que se nos muestren, las vías para entregarse a ella y transmitirla fuera. 

            La música es una clara muestra de la dimensión del impacto de las obras artísticas.  Hacer música es producir vibraciones, y puesto que todo en el mundo está vibrando,  esa música influye en la mente, la salud, y el medio ambiente de quien la crea y de quien la escucha. Cualquier sonido produce algún impacto en el todo que lo rodea; un ejemplo de esto, constatado mediante distintas técnicas, es la influencia del canto de los pájaros en la floración de especies vegetales en la primavera. Por ello, el que está haciendo música está influyendo en la mentalidad y otras dimensiones de sí mismo y de sus oyentes a niveles cuyo alcance aún hoy no comprendemos en su extensión total. Y, de forma similar, ejercen también esa influencia quienes pintan, escriben, actúan, danzan,…

            Por su parte las personas que van a ver, escuchar, oler, tocar o sentir arte, están buscando respuestas, están buscando algún sentido a la vida, quieren ir un paso más allá de lo ordinario… y de alguna manera, encuentran en el arte que se les ofrece un canal para mantenerse en comunicación con su propio artista interior. 

            Ser artista, desde nuestra visión, es usar la profesión para evolucionar, elevar el espíritu, y dar a luz obras con vocación de ser plataforma para pequeños (o grandes) despertares de quienes se impregnen de ellas. En muchas ocasiones a lo largo de la historia, los artistas han sido vehículos propiciadores de un giro o un paso adelante de la humanidad y desde el equipo de Dharte consideramos crucial su papel en la sociedad para impulsar los valores más nobles del ser humano.  

            Y la profundización en la profesión artística se trata, creemos firmemente, de desvelar las dinámicas que se despliegan en todo proceso creativo, tomar conciencia y crear fluyendo lúcidamente a través de ellas. El conocimiento de este proceso por parte del artista y su seguimiento libre de obstáculos cuando se crea, da lugar a obras de arte consciente, que tienen vida propia y que dada la manera despierta en que han sido concebidas dejan una huella muy superior al de cualquier obra ordinaria. Huella que llega tanto al mundo físico, con su presencia, como al energético, con la vibración que sin duda emiten, y a través de la que transmiten información y transforman, más allá de lo que pueda ser expresado en palabras, al artista, a aquellos con quienes toman contacto y al propio lugar en el que se exponen, impregnándolos con su mensaje (sean las personas conscientes de ello o no). Ese es el poder que adquiere una obra gestada desde la mismísima esencia del ser humano.

            Queremos transmitir esta visión y facilitar la llegada de tantas personas como sea posible a la satisfacción de ser canales de esta creatividad maestra. En nuestra propuesta hablamos de Arte Consciente porque el proyecto Dharte quiere impulsar a los participantes a tomar conciencia de qué ocurre en nuestro mundo, tanto interno como externo, cuando emitimos un mensaje en forma artística. Creemos que artistas conscientes contribuyen a crear una sociedad consciente y buscamos fomentar en las personas un espíritu insaciable de llegar a lo que no se ve, de tratar de ir más allá, de bailar con lo metafísico, lo espiritual, lo filosófico… la esencia de la vida. 

Impacto del proyecto Dharte

            Como premisa de partida, en el proyecto Dharte, consideramos que en el proceso creativo tienen lugar:

            (i) la comunicación entre la inspiración que flota en el mundo de las ideas y el artista que concibe dentro de sí y  crea una obra, y

            (ii) la comunicación entre el artista y el público, a través de esa obra creada.

DHARTE1

            En este fenómeno algo invisible, inaudible, intangible, insípido, e inodoro, entra en el mundo interior del artista y, a través de él o ella, se manifiesta en la dimensión material adoptando sonidos, forma, colores, olores, sabores o texturas y haciéndose así perceptible a los sentidos de quienes entran en contacto con la obra creada. Esto convierte esa obra en un vehículo que permite al espectador conocer, concebir y a veces, de alguna manera, recordar, estados de ánimo, insights (entendimientos) y otras improntas que en su origen no tenían y no tienen atribuciones propiamente físicas. Además, el impacto que origina cada pieza creada, no sólo funcionará en los receptores, sino también, y si cabe con mayor intensidad, en el creador o creadora, de forma que, como se expone en la sección 2.2.1. Propósito: el Arte como Camino, el propio proceso creativo se convierte para el artista en un camino de evolución personal.

            Partiendo de esta base, en nuestro proyecto consideramos crucial tanto la conciencia y la motivación durante todo el proceso creativo (que los participantes transmitirán en sus memorias de creación), como el resultado final.

            Y, en base a todo lo expuesto en la sección 2.2.2. Enfoque, consideramos que el impacto que puede tener la investigación sobre el proceso creativo y en las herramientas que faciliten generar las condiciones internas y externas para que se dé, revertirá:

            (i) en la toma de conciencia y evolución personal y profesional de quienes participemos como investigadores y/o colaboradores en el desarrollo del mismo.

            (ii) en la toma de conciencia y evolución personal y profesional de los/as artistas que se puedan beneficiar de lo aprendido y puesto en práctica en el futuro espacio -escuela, estudio, taller- a crear.

            (iii) en la de todos aquellos/as que entren en contacto con el material que desde esa escuela, estudio y taller, año a año, se consiga generar.

INICIO DEL PROYECTO “DHARTE”: “ CERTAMEN DHARTE I”.

            Como primer paso para empezar a investigar, nos proponemos contactar con personas que, interesadas en este camino, puedan colaborar en el desarrollo del proyecto; aportando la observación de su propia experiencia, y posteriormente, ayudando a crear ese espacio.

            Para ello, hemos diseñado un certamen anual, con concursos de distintas disciplinas artísticas que se irán desarrollando a lo largo de un año y que, finalmente, concurrirán en un festival. En ese festival, programado para la próxima primavera (marzo-abril 2016), concursantes y artistas invitados, compartirán experiencias, y disfrutarán de las obras creadas así como del conocimiento derivado del trabajo y la investigación.

Este certamen se convierte por lo tanto en la miel que nutrirá el proyecto Dharte en todos los sentidos.

Temática.

      Puesto que el arte que se busca en este proyecto es un arte consciente, las obras candidatas a Dharte deberán representar soluciones de distinto orden al amplio espectro de nuestra problemática existencial y social como humanos. Ser concebidas con la intención de llenar el espíritu de las personas en su sentido más amplio y dar respuestas o plantear preguntas innovadoras en torno a los conflictos existenciales de la vida.

      Conceptos inspiradores de las obras podrían ser Generosidad, Ofrecimiento, Paz, Respeto, Apertura, Consciencia, Infinidad, Amor Incondicional, Belleza, Ecuanimidad, Unión, Responsabilidad, Reflexión, Coherencia, Compromiso, Deber, Verdad universal, Silencio, Humanidad, Naturaleza/naturalidad, Bondad, Mentalidad abierta, Auto-conocimiento, Introspección, Meditación, etc.

A quién va dirigido.

Esta llamada es para personas que no se conforman con lo que hay en sus rutinas, con lo que se ve desde la superficie y lo que les ofrecen desde fuera. Es para personas buscadoras; que exploran otra forma (su propia forma) de experimentar y hacer las cosas, la forma con la que vibran y se sienten realizadas. Es para personas que no tienen miedo a apostar por lo que les dice su corazón y lo ponen todo en juego para escucharle y transmitir su mensaje. Para personas que tienen fe en la humanidad y en la sabiduría que se esconde en cada ser y pulsa para expresarse.

No necesitas ser un artista profesional ni amateur. No importa si eres famoso, o anónimo. No importa si llevas mucho tiempo, estás empezando o solo vas a intentarlo. No importa si puedes pagar o no pagarlo. Nada de todo esto importa; si estás verdaderamente motivado, estás llamado a participar.

Y esta motivación puede haber sido una constante en tu vida, o puede ser sólo una prueba, una experiencia momentánea… un “a ver qué pasa”. A ver qué pasa si por un momento, abandono mis ideas limitadas y simplemente expreso sin atender a juicios, creencias ni palabras.

Bloques de desarrollo.

      El certamen artístico Dharte I constará de varios talleres y concursos de diferentes campos, para promover y explorar la creatividad en tantas áreas artísticas como sea posible, de acuerdo a los medios disponibles. Las actividades incluidas estarán concebidas para trabajar con los tres planos que componen al ser humano: físico-material, energético-vibracional y  mental.

El certamen está concebido para desarrollarse en tres fases:

Fase I: convocatoria y presentación de candidaturas.

 Con un año de antelación al festival artístico final que sirve como broche y guía al proyecto, se difundirán en medios adecuados las bases de concursos y las actividades propuestas, medio de inscripción y fecha límite de presentación de candidaturas.

Fase II: exposición de obras finalistas.

Pasado el plazo de presentación de candidaturas (obras y memorias de creación de las mismas), un jurado designado por Mahasandhi, que se habrá hecho público junto con las bases de cada concurso, llevará a cabo la preselección de finalistas que tendrán la oportunidad de exponer públicamente sus obras. La exposición de los trabajos seleccionados tendrá lugar a lo largo de los meses siguientes en distintos emplazamientos habilitados para esta finalidad.

 De entre las obras finalistas expuestas, el público asistente a las representaciones y el jurado designado por Mahasandhi, votarán las ganadoras en cada categoría.

Fase III: celebración de certamen final.

Las obras elegidas como ganadoras en cada categoría tendrán tiempo y lugar para ser nuevamente expuestas durante los 2-3 días de celebración de un certamen artístico final que combinará las actuaciones/intervenciones de artistas profesionalmente reconocidos y las de los participantes cuyas obras hayan resultado ganadoras en las distintas categorías de concurso propuestas.

Propuesta de concursos y talleres.

La organización tiene el propósito de ampliar el abanico de disciplinas incluidas en los concursos y certamen final a tantas como sea posible. Inicialmente y por motivos de infraestructura confirmada, se plantean las siguientes modalidades:

  • Pintura y graffiti
  • Fotografía
  • Escultura
  • Música (con dos categorías: temática libre y temática mantras)
  • Teatro
  • Danza
  • Arquitectura
  • Escritura creativa (prosa y poesía) 

Bases de participación y destino de las obras presentadas.

Bases de participación

            La participación en cualquiera de las disciplinas incluirá el compromiso de cumplimentar una memoria de creación que será facilitada en formato digital por la asociación.

            Las bases específicas de cada concurso o taller serán publicadas junto con su convocatoria.

Destino de las obras  y de los diarios de proceso creativo presentados

            El destino de las obras y memorias de creación presentadas responde al sentido con que Mahasandhi organiza sus actividades y el que quiere transmitir con ellas: colaborar, ayudar, dejar camino hecho para que puedan beneficiarse tantas personas como se quieran acercar.

            Acabado el certamen final todas las memorias de creación, así como las obras ganadoras de premios o accésits pasarán a ser propiedad de la asociación, que se compromete a:

            i) utilizar el material expuesto en las memorias de creación o  diarios de proceso creativo únicamente con fines de investigación y desarrollo del proyecto global “Dharte” del que forma parte el certamen “Dharte I”.

            ii) preservar la privacidad de los datos personales de las memorias de creación o diarios de proceso creativos y el anonimato del contenido de los mismos en caso de ser utilizado para la elaboración de estadísticas y/o informes publicables.

            iii) reconocer la autoría original de cada obra donada en cualquier forma de exposición de la misma.

  Las obras no premiadas, podrán:

            i) ser donadas a la Asociación Mahasandhi para ser incluidas en los distintos espacios de que ésta dispone (i.e. templo, gompa, tetería ‘Bhakti Tea’,…), ya sea como elementos decorativos – esculturas, pinturas,… – o como espectáculos disponibles para ser representados -conciertos, obras de teatro y danza,… – en beneficio de otros proyectos de la Asociación, siempre contando con el/la creador/a y con reconocimiento a su autoría.

            ii) recogerlas y disponer de ellas libremente.

            Tanto la donación de obras, como la participación en los concursos en sí, suponen una colaboración con el proyecto Mahasandhi en su totalidad  y con su esencia natal de beneficiar a las personas.

Impacto del certamen “Dharte I”.

            Desde nuestro enfoque, en el certamen Dharte I, inicio de Dharte, no buscamos promover la fama o el reconocimiento del público, ni llevarnos un premio como organizadores o enriquecer monetariamente a los participantes.

            Nuestra intención es facilitar oportunidades de expresión y que los participantes vengan para experimentar la propia satisfacción de ser canales de creatividad como algo íntimo, que sólo conoce el corazón, que no depende de nada ni de nadie, una auto-generación que deriva del dar, del colaborar, del entregar, del ayudar y del simple hecho de participar.

            Prevemos como impactos principales del certamen:

            (i) La toma de contacto de todos los participantes con el concepto y la experiencia del arte consciente.

            (ii) La generación de obras artísticas conscientes que generarán de una u otra manera distintos grados de evolución personal de quienes las creen y quienes, posteriormente, las puedan disfrutar.

            (iii) La generación de un valioso material para el estudio del proceso creativo (memorias creativas) que nutrirá inicialmente la investigación del proyecto Dharte, de la que podrán beneficiarse tantas personas como deseen acercarse a ella.

            (iv) La conexión con personas interesadas en explorar el proceso creativo de forma lúcida que podrán colaborar en proyecto Dharte, cuyo desarrollo podrá servirles de plataforma a distintos niveles profesionales y personales.

*Para más información o propuestas de colaboración:

Adriana Nicolás Pina

Proyecto artístico Dharte.

Asociación Mahasandhi

Proyectoartistico@mahasandhi.es

Tel: 656 87 98 93